¿Cómo celebran los hombres los 15 años en Cuba?

Las fiestas de los 15 años para hombres en Cuba se convirtieron en moda ya hace un quinquenio. Esas, donde se alquila una vivienda en la playa o una con piscina para contener a una treintena de jóvenes bailando al compás del ritmo de un DJ contratado, bebiendo sin cuidado como si fuera legal.

Marcelo, un joven de 16 años a quien le festejaron una ceremonia similar, afirmó que los hombres eligen mucho más esta forma que hacerse imágenes, rentar trajes y montar una fiesta clásica.

El enorme valor que se le proporciona en Cuba a esta festividad clásica generó la aparición de cientos de negocios muy lucrativos durante la isla, cobrando a muy altos montos el registro gráfico, el alquiler de vestuarios, la preparación de bufets, el montaje coreográfico, la peluquería, la decoración de interiores y exteriores, etc, pero en su mayoría son servicios dirigidos y perfeccionados en muchachas.

No obstante, los hombres no se quedan atrás, porque para realizar tales espectáculos y jornadas de festividad, es requisito «un camión de dinero», como dicen en el argot habitual cubano.

Janisel y Angelito son un matrimonio dueño de una empresa clandestina de shows de lujo y organización de estos eventos, quienes comentaron que solían llevar a cabo unas 10 fiestas al mes antes de la llegada del COVID-19 a la isla, por las que cobraban bastante más de 45 000 CUP y esto dependía de si ellos debían integrar o no la bebida (por lo que hubieran cobrado más). Requerían cantidades más exorbitantes si debían poner la barra abierta y una fuente de chocolate para 50 personas.

Janisel, quien fue bailarina de cabaret que dejó su trayectoria por una lesión en un pie, detalló que hacían muchas más fiestas de Quince para hombres que festejos de otro tipo, pero que además hicieron despedidas de soltera y algunas fiestas de Quince para chicas. Afirmó que se cuidan bastante de no contratar a inferiores de edad para los bailes.

Más allá de la seguridad con la que se ha referido Janisel a sus prudencias, presentes de esta clase de fiestas han aprobado que parte importante de los bailarines que emplean son jóvenes.

Iván, un joven de 17 años, comentó que algunas de estas fiestas son gratis y en otras hay que abonar por la entrada, porque se forma todo un negocio con el motivo de la festividad de los 15.

Otro joven cuyos padres le financiaron uno de estos festejos, Rasheny, relató que rentó una vivienda de cinco habitaciones y con piscina en Guanabo. Mencionó que hay gente que lo organiza y garantiza todo.

Con alta demanda, este peculiar servicio transporta numerosos años teniendo muy buena aceptación, que tienen la posibilidad de ser encontrados en avisos clasificados tras la pantalla de “organizadores de eventos sociales” y enseñan hasta listados fotográficos frente las solicitudes más directas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
1
¿Hola, le podemos ayudar?
Chat
Hola, ¿en qué podemos ayudarle?