Cubamodela

Cada casa tiene un aroma en concreto que, a lo mejor por costumbre no percibimos, pero sí las visitas. Además, hay espacios, como el baño o la cocina, donde se concentran olores más intensos y difíciles de remover. Por esto, buscamos ambientar la vivienda con fragancias discretas, frescas y duraderas, que creen un ámbito relajante y con olor a limpio. Los aromatizantes son una alternativa perfecta para ello, porque rinden un largo tiempo y neutralizan los pésimos olores. Puedes encontrar una gran diversidad de fragancias naturales que aportan un toque sutil y agradable. Sin embargo no son tu única opción, a continuación te enseño trucos para que la casa huela bien todo el tiempo.

Trucos para que mi casa huela bien 

Antes de utilizar ambientadores, ya sean comprados, naturales o elaborados por ti, deberías seguir algunos consejos. La solución nunca debe ser tapar el olor que nos disgusta, sino conseguir un ambiente mucho más agradable.

  1. Casa limpia.

En ocasiones los malos olores se deben a que nuestra vivienda no está lo suficientemente limpia. Se va acumulando el polvo, la suciedad o la humedad que afectan la limpieza. Es primordial cuidar las habitaciones de uso común, ya que se ensucian con mayor frecuencia.

  1. En la cocina

Hierve agua con limón o esencia de vainilla. Deja que el vapor neutralice otros olores que pueda haber. Saca la basura todos los días, limpia el fregadero al terminar el día y el horno con regularidad.

  1. Evita el olor a comida

Cuando cocinamos, sobre todo si freímos, podemos notar que ese olor se esparce por toda la habitación, lo cual no es muy agradable. !Pues tenemos la solución perfecta, el café! Prepara un rico café, su aroma neutraliza los malos olores, y a la vez podrás disfrutar de una taza de esta deliciosa bebida.  Y si colocas granos de café tostados o el café molido en algún saquito en el armario, también te será útil. Este alejará el olor a humedad que pueda existir con facilidad.

  1. El fregadero

El fregadero es uno de esos lugares de la cocina que suele acumular muchas impurezas que causan malos olores. Por eso, te aconsejamos cada cierto tiempo limpiar sus tuberías, para ello te propongo dos opciones. Una, vuelca en el fregadero una mezcla de vinagre caliente, sal gruesa y bicarbonato. Deja actuar por media hora y enjuaga con agua caliente; recuerda tener cuidado si tus tuberías son plásticas. También puedes hervir cáscara de cítricos en agua y verter. Estas mezclas actúan como agentes de limpieza y te ayudarán a desatascar las tuberías de restos de comida a la misma vez. 

  1. Ventilar a diario

Aunque la casa esté impoluta debemos ventilarla a diario. Con 10 minutos es suficiente. Abre las ventanas y las puertas mientras sea posible, y si puedes lograr que exista una corriente de aire cruzada mucho mejor. Así el aire entrará de una habitación a la otra y saldrá con facilidad.

  1. El armario 

No guardes prendas sin lavar. Coloca pastillas de jabón (en su envoltorio) en la ropa blanca. Los zapatos debes lavarlos y secarlos muy bien. Para evitar sus malos olores, les puedes colocar un poco de bicarbonato u hojas de guayaba y dejar actuar por unos días. Si traen bolsitas antihumedad, no te olvides de colocarlas siempre.

  1. El salón

Lava las cortinas a menudo o espolvorea bicarbonato en las alfombras. En el caso de este truco de las alfombras, te recomiendo dejarlo actuar toda la noche para poder pasar al día siguiente la aspiradora. También puedes colocar en el recibidor, en algún lugar que no se vea, un recipiente con vinagre, para absorber los malos olores.

  1. Elige un aromatizante de ambiente

Ahora sí, después de cumplir con los puntos anteriores puedes elegir un ambientador que te guste. De esta forma le darás una fragancia diferente a tu hogar, un aroma limpio con esencias aromáticas. Y, ¿Cuál debes elegir? A continuación, te explicamos un poco más.

olor a limpio

composition; romantic; concept; home; background; orange; crystal; illuminated; board; celebration; therapy; selective; spa; atmosphere; yellow; traditional; setting; tranquil; relax; aroma; detox; scented; set; salon; wax; light; wick; candle; wooden; symbol; candlelight; beautiful; care; decoration; holiday; aromatherapy; bright; closeup; elegant; fire; flame; burning; donde poner varitas de incienso; aromatizantes;

Tipos de ambientadores

El objetivo del ambientador es perfumar la estancia y remover los pésimos olores con la fragancia elegida. En dependencia del formato seleccionado, tiene mayor o menor duración. Podemos encontrar los artificiales, en formato líquido, sólido, gel, vela o espray, con distintos aromas como vainilla, jazmín, frutos rojos o azahar, por ejemplo. En cuanto a los ambientadores naturales suelen ser menos invasivos, ya que podemos crearlos nosotros mismos usando componentes que no sean dañinos. Estos pueden encontrarse en el formato de polvo, líquidos o frescos (nos referimos a las plantas en macetas, como albahaca, tomillo, etc.).

Elige siempre olores frescos y naturales que no sean muy empalagosos, como lavanda o pino. Te aconsejamos evitar el uso de los ambientadores químicos, ya que gastan energía si son de los que se enchufan a la corriente, y son pocos sanos. En cualquiera de los dos casos se deben colocar preferentemente en lugares con entrada de aire, así el aroma se esparcirá con facilidad.

¿Cómo usar los ambientadores?

Frascos de cristal

En ocasiones los encontramos envasados en tarros de cristal o podemos nosotros ponerlos ahí. Coloca en un tarrito un poco de aceite y unas gotas de esencia. Para utilizarlos introducimos unas varillas de madera que irán absorbiendo la fragancia. Este tipo de ambientador sirve como decoración, es original, además de eficaz y duradero.

Velas

Si son velas aromáticas, al encender la mecha desprenden el perfume que elegimos, pero podemos crearlas nosotros. Añade unas ramitas de canela a una vela natural, puedes usar una cuerda para sostenerlas. Cuando prendas la vela el calor que desprenderá hará que toda la habitación tenga un aroma delicioso. Una de las ventajas que tiene es que podemos utilizarlas cuando queramos y en más de una ocasión.

Automáticos

Existen además ambientadores con pulverizador automático. Esta forma expulsa la esencia periódicamente sin necesidad de nosotros hacer nada. Lo ideal es colocarlo en sitios no muy elevados, cerca de ventanas y puertas, para que se expanda mejor el olor.

Spray

Llénalo con agua y unas gotas de aceite esencial. Puedes sustituir el aceite por bicarbonato disuelto en agua caliente. A esta mezcla añade medio vaso de zumo de limón, y utiliza la mezcla fría. Después rocía la mezcla en todo tu hogar.

Varitas de incienso

Hay de distintos aromas, así que puedes variarlos todas las semanas, al no ser que ya tengas algún preferido. El incienso crea una atmósfera relajante y cálida, a la vez que aromatiza el ambiente. Pero también lo puedes hacer tú mismo. Con agua hirviendo agrega cáscaras de cítricos, clavos de olor, canela o gotas de aceite esencial.  Pasea por la habitación con el recipiente en la mano, para que el  vapor que suelta se esparza por toda la habitación y la cubra de un aroma delicioso.

Ambientadores hechos con frutas

Puedes utilizar tarros de cristal llenos de agua con trozos de limón o naranja dentro, y le puedes añadir también romero o algunas ramitas de canela. Esta variante es excelente como ambientador y para colocarlos en el lugar que más lo requiera, baño, cocina, etc. 

Plantas aromáticas

Existen muchos tipos como la hierbabuena, romero, tomillo, lavanda, menta. Puedes utilizarlas en diversas formas, desde en su estado natural sembradas en una maceta, hasta utilizar las ramas de la planta. En macetas puedes ubicarlas en el baño o en la cocina, mejorando el aroma de estas habitaciones.

Saquitos aromáticos

Puedes utilizar las plantas aromáticas elegidas, pero en este caso secando la planta y/o las flores. Si eliges alguna que tenga flores, como la lavanda, antes que la flor se marchite por completo, puedes cortarlas, atarlas y colgarlas en un lugar seco. Debes poner el ramillete al revés y tenerlas en un espacio oscuro durante un mes. Es una forma ideal de aprovechar las propiedades aromatizantes. 

Confecciona saquitos, recuerda usar telas tramadas, como lino u organza, para que las fragancias traspasen. Puedes usar bolsitas con flores secas, cítricos disecados o ramas de canela. Si los confeccionas con elegancia pueden ser muy útiles como decoración, atados con cintas o cordel quedarán perfectos. Así podrás colocarlos en cualquier lugar de la casa y que no desluzcan con el entorno, o dentro de los gaveteros, así todo quedará envuelto en un aroma especial.

Flores en la casa

Puedes usar flores frescas como jazmín, gardenia, rosas o narcisos, que despiden un olor muy agradable y perfumado. Puedes usar flores secas, hacer un ramo estilo naturaleza muerta y agregarle unas gotas de esencia.

Como puedes ver, tienes una gran variedad de opciones para mantener tu casa con un olor limpio y agradable. Espero que algunos de estos consejos te sean de utilidad. Recuerda que la limpieza de las habitaciones de tu hogar y la ventilación es lo principal. Los ambientadores son el toque final para que tu vivienda tenga un aroma exquisito y único.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Hola, le podemos ayudar?
Chat
Hola, ¿en qué podemos ayudarle?