¿Cómo tener un estudio fotográfico portátil?

Realizar fotos de estudio con resultados de alta calidad no requiere ya de enormes inversiones materiales ni de equipos enormemente pesados muy dificultosos de desplazar. Y es que, con el avance de las tecnologías, lo que antes podría ser solo exclusivo de ciertos profesionales, hoy se ha logrado masificar. Cubamodela te ofrece algunos consejos para conseguir tus mejores fotos con un estudio fotográfico portátil.

¿Qué equipo vas a necesitar para hacer buenas fotografías de productos?

  • Cámara de nivel medio. Mejor de objetivos intercambiables.
  • Flash
  • Trípode
  • Estudio fotográfico portátil o en su defecto un fondo blanco
  • Mesa con una buena altura y buena superficie
  • Habitación con luz natural por si quieres hacer otro tipo de fotos fuera de la caja

¿Qué parámetros hay que configurar en tu cámara?

  • Balance de blancos en automático
  • Apagar el ajuste del flash.
  • Ajustar la configuración de la imagen a la más alta calidad (RAW sería perfecto) pero puede valer JPG en sus máximos valores.
  • ¿Exposición? Mejor manual ajustando el número f (expresa el diámetro de la apertura del objetivo en relación a su distancia focal F) a algo elevado. También puedes usar el modo de prioridad a la apertura.
  • No uses el zoom digital

Montemos el equipo:

Flash

Es el accesorio fundamental, sin él no hay iluminación de estudio. Aunque se logran buenos resultados con uno solo, lo recomendable es contar con, al menos, un par de ellos.

Pies de flash

Lo recomendable para un estudio fotográfico portátil es contar con uno por cada flash. Si no quieres invertir en este tipo de pies, usa tu trípode y trata de recolectar otros antiguos y endebles que ya nadie quiere con el mismo fin.

Paraguas y ventanas

Su función en el estudio fotográfico portátil es suavizar la luz del flash. Como la dureza es una cualidad de la luz que depende del tamaño de la fuente de iluminación respecto al sujeto, el fogonazo directo del flash es muy pequeño en comparación con la mayoría de motivos a fotografiar (por ejemplo, una persona) y eso hace que aparezcan numerosos brillos y sombras muy pronunciadas.

Reflector

Encontrarás muy útil este accesorio en tu estudio fotográfico portátil para rellenar sombras en exteriores rebotando sobre él la luz de un flash principal.

Portafondos

En el mercado encontramos portafondos que ya incluyen una tela blanca y otra negra. Te recomendamos estos dos fondos como básicos (neutro blanco y neutro negro) para empezar a hacer tus pinitos. Con el tiempo puedes ir incorporando distintas texturas o colores.

Si te pareció interesante lo que leíste, sigue leyendo nuestro blog. Y no lo pienses, monta tu propio estudio portátil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
1
¿Hola, le podemos ayudar?
Chat
Hola, ¿en qué podemos ayudarle?