Mochilas, tipos y usos

Una mochila es una clase de bolsa o de bolso que se carga a la espalda. Para esto tiene dos correas que se pasan por los hombros.

Las mochilas tienen la posibilidad de utilizarse para mover toda clase de elementos. Son muy populares en viajes y excursiones, pero además se emplean en el tema escolar y también en la vida diaria.

Frente esta diversidad de usos, hay múltiples tipos de mochilas. Las más importantes son aquellas que se usan en expediciones y tienen dentro un espacio para el alojamiento de botellas, por ejemplo. Entre las más pequeñas se muestran las mochilas infantiles, destinadas a jóvenes de corta edad.

En la mayoría de los casos las mochilas tienen numerosos compartimientos y bolsillos. De esta forma el usuario puede escoger dónde almacenar cada cosa y ordenar sus pertenencias según su tranquilidad.

Por otro lado, es considerable que las mochilas sean resistentes: de lo opuesto, tienen la posibilidad de romperse por el peso de la carga. Lo recurrente es que se fabriquen con poliamidas y que muestren diferentes cierres y broches para garantizar su contenido.

Cabe poner énfasis que muchas mochilas tienen incorporadas pequeñas ruedas. De esta forma, la persona puede colocarse el bolso en los hombros o arrastrarlo por el suelo.

Supongamos que un joven tiene planeado caminar numerosos kilómetros por la playa. El jóven toma su mochila e introduce en ella un abrigo por si la temperatura desciende; una botella de agua; un pack de galletas; una billetera con dinero; y las llaves de casa. Así puede gozar el recorrido con las manos libres y tiene a su disposición distintos elementos que le tienen la posibilidad de ser de herramienta.

De modo semejante, para ir de acampada es básicamente irrealizable pasar por alto la mochila, aunque en esta situación se utilizan modelos diseñados de manera específica para esta clase de vivencias. Hablamos de la llamada mochila de montaña, aunque además se conoce como de mar o de senderismo. La opción que la distingue de las otras antes que nada es su capacidad: debe sobrepasar los 40 litros. Sus materiales tienen que ser fundamentalmente resistentes, tanto para llevar a cabo en oposición al peso de su contenido como para no deteriorarse de forma sencilla frente las inclemencias del tiempo.

En el cuerpo de una mochila de montaña hay dos partes separadas aunque conectadas por un cierre: una chiquita, localizada en la base, donde se almacena el saco de reposar, y otra grande, destinada al resto de los elementos. A sus costados es habitual que cuente con distintos bolsillos para cosas que el usuario logre requerir con más grande continuidad, como ser bebidas, dinero y llaves.

La tapa de la mochila se conoce como cabecero o seta, y además es habitual que tenga uno o dos bolsillos, tanto en su cara superior como en la inferior. En ellos se tienen la posibilidad de dejar artículos como la bufanda, el gorro, los lentes de sol.

Por último está la espaldera, que es considerada la parte primordial. Está recubierta de espuma para asegurar la espalda de las construcciones rígidas que trabajan como sostén de la mochila, dos bandas verticales o asas diseñadas para estabilizarla y pegarla al cuerpo y un cinturón para aferrarla y hacer mejor la organización del peso. Algunas mochilas de montaña tienen dentro placas solares, especiales para la carga de los gadgets electrónicos.

Es considerable no confundirlas con las mochilas deportivas, aunque las dos clases se usen en ocupaciones físicas. Estas son más pequeñas, menos rígidas y tienen menos compartimientos, puesto que se destinan al transporte de unos pocos materiales, que se utilizan en sesiones cuya duración se cuenta en minutos u horas, pero no para ausentarse del lugar de vida a lo largo de días. Se comercializan en ediciones genéricas, para algún deporte, o bien particulares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
1
¿Hola, le podemos ayudar?
Chat
Hola, ¿en qué podemos ayudarle?