¿Por qué la escalada deportiva es tan popular entre los jóvenes?

La escalada deportiva tuvo su debut olímpico en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en los que, de hecho, el oro se vino para España por medio de la agilidad del deportista Alberto Ginés. Y sucede que, desde su aviso como deporte olímpico, el interés por esta actividad se ha disparado, por eso era esperable que desde este verano haya incrementado el número de personas que quieran hacerla.

Tanto para la escalada como para todas las otras novedosas prácticas deportivas, como fueron además el surf, skateboarding o karate, solo formar parte en los Juegos ya piensa una ocasión para poder reconocimiento mundial. De la misma forma que argumenta Francisco Mangas, Marketing & Events Manager de Sharma Climbing.

El software de Tokio dividió esta costumbre deportiva en tres disciplinas: agilidad, cuerda y bloque. El bloque, en especial, es un deporte que se convirtió en toda una inclinación desde hace tiempo. A parte de fuerza, además se requiere elasticidad para lograr escalar el rocódromo, por eso varios escaladores practican yoga para entrenarla.

En qué radica la escalada

Francisco Mangas define la escalada como una especialidad deportiva “muy adictiva” y de ligera propagación en la actualidad: “A esta propagación contribuyen los rocódromos, que partieron como instalaciones para que los escaladores pudiesen entrenar cuando no podían proceder a la roca pero que en la actualidad gustan a un público muy diverso, debido a que la escalada es un deporte muy extenso”, cuenta.

Hay diversos tipos de escalada, pero los primordiales son:

Velocidad. Es una vía de cerca de 15 metros con la misma ruta siempre, de forma que los tiempos sean equiparables entre los deportistas. “Consiste en llegar lo más acelerado viable a parar el crono en lo prominente de la vía”, enseña.

Boulder (bloque). Fuentes de pocos movimientos, pero muy técnicos y explosivos. “La altura máxima es de precisamente 4,5 metros y no se transporta arnés porque el muro está ubicado sobre una colchoneta que absorbe el encontronazo de la caída”, dice.

Deportiva (cuerda). Radica en escalar una vía de entre 12 y 15 metros que varía en inclinación y número de presas. En esta manera, cuenta Francisco Mangas que “el escalador sí que va equipado con arnés” y debe ir pasando la cuerda por todos los seguros situados en todo el paseo.

Además, hay otras formas como ‘psicobloc’ (escalada sobre el agua sin cuerda) o escalada en hielo (haciendo uso de crampones y ‘piolets’ para escalar).

“Para entrenar la escalada hacen falta ganas de superarse a sí mismo y confrontar a nuevos desafíos tanto de deportes como mentales. La escalada siempre te transporta al límite del esfuerzo y ahí es cuando es necesario una capacidad de superación y se pone en juego tu nivel de motivación”, afirma el manager de Sharma Climbing.

Lo que se requiere para entrenar este deporte son unos pies de gato y magnesio (si haces boulder) y agregar un arnés y un casco si practicas escalada deportiva. En Sharma Climbing, según Francisco Mangas, se puede rentar o adquirir todo el material primordial.

En contraste con lo que se cree, los pies en la escalada son muy importantes; con una aceptable técnica parado el esfuerzo de los brazos es menor. En la escalada es muy especial, se los conoce como pies de gato y consisten, de la misma forma que cuenta el profesional, en un zapato con suela de goma muy rígida y puntiaguda que “permite la máxima exactitud en los apoyos”, en varios instantes todo nuestro peso descansa sobre la puntera de un pie y el zapato deber responder. “Además, tienden a ser justos (muy justos) para que el ‘tacto’ con la presa o la roca permita al escalador o la escaladora posicionarse de forma correcta”, sugiere.

Beneficios

  • Aumento de la resistencia y elasticidad.
  • Mejora de la movilidad articular.
  • Estado mental más despejado.

En relación a la edad a la que se puede entrenar este deporte, del mismo modo que sucede con el resto de deportes, varía muy según el nivel de avance del participante… “Hemos predeterminado la edad de ingreso a los tutoriales en 4 años. En esta edad aprenden más que nada psicomotricidad- encargada de apreciar y trabajar las facultades sensoriales, motrices, sentimentales y cognitivas de la persona-, y a desenvolverse en el medio vertical para que cuando empiecen a trabajar la técnica de escalada el bagaje motor sea lo verdaderamente extenso posible”, manifiesta el profesional. Por otro lado, admiten que a esta edad piensan que ya están completados para comenzar a desplazarse por el muro, siempre tutelados por un técnico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
1
¿Hola, le podemos ayudar?
Chat
Hola, ¿en qué podemos ayudarle?