¿Qué tipos de plata existen y cuál es la mejor para nuestras joyas?

A todo el mundo nos gustan las joyas de plata por su elegancia y sencillez, sin embargo, muchas veces dudamos de si lo que nos están vendiendo es verdaderamente plata o no sabemos cuál es la diferencia entre la plata 925 y la plata 950, por ejemplo.

Como todo sabemos, la plata es uno de los metales más preciados en la joyería, y esto no solo ocurre debido a su belleza, sino también porque la mismas es un metal más duro que el oro.

Es por ello que es importarte que conozcas, que en joyería hay diferentes formas de medir la calidad de los materiales.

Esto sirve para saber qué tipo de joya estás adquiriendo y también certifica que el vendedor está vendiendo piezas de calidad o el tipo de calidad que tienen dichas joyas.

Por ejemplo, en la plata, que es un metal, encontramos distintos tipos según su alineación, por lo que podemos encontrar la plata pura, la plata de ley 950, plata de ley 925 (la más utilizada en joyería) o la plata de ley 800, que sería las piezas que menor cantidad de plata tendrían.

Principales tipos de plata

Plata pura

Entre las clases de plata, el grado más alto es el de la plata pura, al no estar mezclada con ningún otro elemento de menor valor. Se trata del material extraído directamente de la naturaleza y posteriormente forjado en lingotes o distintos objetos sin ninguna intervención.

Este material tiene poca resistencia. Algunos de ellos son de joyería, principalmente relojes de bolsillo antiguos, los cuales no pasaban por los procesos de endurecimiento de hoy en día. También, las monedas del siglo pasado o anterior, así como algunas de escasos países se fabrican en este mineral. Por su parte, los útiles de platería en la cocina, como bandejas o cubiertos antiguos, son de plata pura.

Una de las ventajas de la plata en su estado puro es ser inoxidable. Es cierto, tiende a ennegrecerse, pero no es por causa del óxido sino por algunos químicos o el mismo sudor de la piel. En este caso basta con saber cómo limpiar la plata para dejarla reluciente de nuevo.

Plata de ley 950

Como el mineral en estado puro no conserva su forma por mucho tiempo, se suele añadir una porción de otros metales para hacerlo fuerte. Esto reduce un poco su pureza dependiendo del grado de otros materiales usados en su composición. La plata de primera ley 950 conserva el 95% del metal precioso y solo un 5% de otros, por lo general cobre.

El nombre de plata de ley se debe a la regulación de la calidad del metal en cuanto a su pureza, siendo este el estándar más alto en los artículos de uso diario. Dentro de ellos, se encuentran los artículos de joyería, aunque es poco frecuente el uso de tipos de plata tan fina para crearlas.

Plata de ley 925 o esterlina

Otro de los tipos de plata de ley es la de 925, la cual se compone de un 92,5% del mineral más el restante de una aleación de cobre. Es una de las más usadas en la joyería debido a su resistencia de forma, la cual no se pierde con el paso del tiempo por el uso diario. Además de ello, conserva un nivel de pureza alto que la dota de un color blanco y brillante similar al de la plata de 99%.

Los tipos de plata 925 se usan para producir collares, pulseras, pendientes y alianzas de matrimonio por su elegancia. Además, su valor es el más alto en las joyas al no ser usadas comúnmente los dos tipos de plata anteriores en su producción.

Plata de segunda ley 900

Los tipos de plata en joyería se dividen en los más puros o de primera ley y los de menos pureza considerados de segunda ley. Estos van desde el 90% del metal hacia abajo, también conocido estos tipos de plata como 900. De la misma forma es usada para la factura de las piezas de ornato con la salvedad de tener un color menos blanco y brillante.

Su principal uso es para crear piezas que necesiten más resistencia al ser esta su ventaja. Por ello, las cadenas, los pendientes o pulseras de recuerdo están hechos de esta aleación. De igual manera, las monedas antiguas o de algunos países se acuñan en esta variante para no perder sus datos grabados.

Plata de Britania

Los utensilios de cocina, a pesar de haber sido fabricados hace muchos años con plata fina en el presente, usan otros tipos de plata. Ninguno de los distintos tipos de plata anteriores es empleado hoy en día para este fin, de no ser por algunos casos especiales, para ello se prefiere la de Britania.

En su composición se usan 95,8% de plata mezclado con varios metales para aumentar su rigidez. Con un grado de pureza tan alto, siempre conserva su color a pesar del uso diario con los alimentos y nuestro cuerpo. Por esa misma razón, desde finales del siglo pasado es la preferida de las casas de moneda.

Plata 800

La plata 800 es la aleación con menos cantidad de plata. A este tipo de plata se le suele denominar de segunda ley. ¿Y por qué? Porque este tipo de plata 800 está por debajo de las especificaciones que rige la ley para que se pueda denominar plata de ley.  Todo aquello que esté por debajo del 80% de plata no se considera plata de ley.

El uso del material es lo que define cuál sería el mejor tipo de plata para usar. En el caso de los tipos de joyas de plata de uso menos forzado como los pendientes o pulseras finas, la 950 es la mejor opción. Sin embargo, una joya de uso más recurrente o de mayor peso será mejor labrarla en una de 900.

Estos son los tipos de plata más comunes tanto para las prendas como para los objetos de valor como monedas y platería. Conoce más sobre los metales preciosos en tus joyas entrando a nuestro blog.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
1
¿Hola, le podemos ayudar?
Chat
Hola, ¿en qué podemos ayudarle?